Ciudad de México.- Una fotografía colocada en una distribuidora de la empresa Volkswagen en Coyoacán donde aparecía una esvástica de los nazis durante la presentación de un coche de dicha marca, durante el régimen nacionalsocialista en Alemania, generó mucha polémica.

Aunque la agencia argumentó que se trataba de una muestra fotográfica de la evolución del Volkswagen Sedán, por eso VW México decidió romper relaciones con esta distribuidora.

Por eso, los empleados de la agencia grabaron un video en el que señalan que con el cierre de este local se van a perder 200 empleos, pues son víctimas de un linchamiento digital y que no se les dio derecho réplica.

TAGS EN ESTA NOTA: