Estados Unidos.- El periódico estadounidense The New York Times, reportó que una segunda voluntaria  que prueba la vacuna contra la Covid-19 que desarrolla la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, presentó una enfermedad neurológica “inexplicable”.

Según el rotativo, la firma asegura que no hay evidencia que sustente relación entre la enfermedad y el antídoto.

De acuerdo con la nota del medio de la Unión Americana, la paciente desarrolló mielitis transversal, el mismo padecimiento que presuntamente presentó la primera voluntaria.

La mielitis es una enfermedad neurológica que provoca inflamación de la médula espinal, provocando debilidad en brazos, piernas y problemas en los intestinos y vejiga.

Cabe destacar que tras el primer caso de efecto secundario, los ensayos fueron suspendidos. Sin embargo, luego de varias revisiones por autoridades de salud, se determinó que no había relación entre la vacuna y la enfermedad, por lo que se reanudaron los ensayos de inoculación.

Trasciende que esta vacuna que está en fase tres, es uno de los proyectos más avanzados en el mundo para lograr un medicamento preventivo contra la Covid-19.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: