compartir en:

RUSIA.- El servicio meteorológico de Rusia en la ciudad portuaria de Severodvinsk informó que la radiación subió hasta 16 veces por encima de lo normal luego de una prueba nuclear fallida que terminó en una explosión, matando a siete personas el pasado 8 de agosto.

"A las 12:00 hora de Moscú del 8 de agosto de 2019 en seis de ocho puntos de Svererodvink se registró un aumento de la dosis de radiación gamma de entre 4 y 16 veces en comparación con el nivel habitual para este territorio", señaló el ente de acuerdo con despacho de la agencia rusa Itar Tass.

Este es un nivel muy por encima de lo normal, pero por debajo de los niveles calificados como peligrosos.

Según los expertos nucleares, incluso a estos niveles, la exposición a esta radiación supondría poco daño para los humanos.

Cuatro días después de la explosión en una remota base del Ártico ruso, las autoridades rusas reconocieron que el accidente estuvo relacionado con pruebas de "nuevas armas".

El sábado, después de dos días de silencio, el gobierno ruso admitió que la explosión ocurrida en una de sus bases de lanzamiento de misiles afectó a un proyectil de propulsión nuclear. Cinco de las víctimas son civiles, técnicos que trabajaban en la base, y dos militares. Además, otras tres personas sufrieron quemaduras.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: