Ciudad de México.- Uno de los efectos colaterales que ha dejado la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19 en México, es que amplió la brecha de género, evidenciando un alza considerable en la violencia contra las mujeres, reconoció Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Durante la clausura virtual del 21 Encuentro Internacional de Estadística de Género, organizado por la CEPAL, Inegi y ONU Mujeres, la encargada de la política interna del país señaló que el impacto por la emergencia de salud no fue igual para todos, dado que la desigualdad de género afectó en mayor medida al sector femenino.

Asimismo, indicó que diversos especialistas exigieron medidas urgentes para prevenir la violencia intrafamiliar durante el confinamiento y que los primeros datos disponibles son una confirmación a estas advertencias.

“La pandemia no desató una crisis de derechos humanos de las mujeres, ni detonó una ola de machismo en sí misma, sino que estos males, que ya existían, productos de años de reproducción cultural, se acentuaron durante las medidas de confinamiento”, apuntó Sánchez Cordero.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: