Ciudad de México.- De acuerdo con las primeras declaraciones de Erick Francisco, de 46 años de edad, quien mató a su pareja Ingrid de 25 años y después la descuartizó, dijo que el asesinato se motivó a que le “entró el diablo”.

El sujeto narró al agente del Ministerio Público que se había drogado antes de entrar en una discusión con la mujer, por lo que dijo no recordar el feminicidio ocurrido en el número 252 de la calle Tamagno, colonia Vallejo, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Aseguró además que cuando recuperó la consciencia decidió entregarse a un policía que al principio no le creyó, pero que decidió acompañarlo al departamento 501, donde se hizo el hallazgo del cadáver de la joven.

Los restos de Ingrid fueron encontrados desollados en el suelo de la vivienda, por lo que la zona tuvo que ser analizada por los peritos de la FGJ capitalina a fin de obtener las evidencias que permitan saber cómo ocurrieron los hechos.

Eric tenía rasguños y golpes en el rostro, pecho y manos, señal de que Ingrid "N" se intentó defender de la agresión, informaron las autoridades.

El expediente fue turnado a la Fiscalía Especializada en Feminicidios de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ), que está recabando todas las evidencias posibles, además de la confesión del sospechoso, para poder imputarlo.

TAGS EN ESTA NOTA: