compartir en:

Ciudad de México.- El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, no se presentó en el Reclusorio Norte, donde debía firmar la suspensión que le fue concedida para evitar que su detención quedará sin efectos.

El Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en materia Penal, señaló que la asistencia del exfuncionario era requisito indispensable para otorgarle la suspensión que solicitó. Por lo que al incumplir con esta medida, el juicio de amparo será sobreseído y la orden de aprehensión en su contra será reactivada, es decir, podrán capturarlo en cuanto conozcan su paradero.

Lozoya Austin tiene otro citatorio pendiente, ante un juzgado de control del Reclusorio Preventivo Norte, donde deberá comparecer para responder a las acusaciones de corrupción que se le achacan.

El plazo de esta presentación vence mañana, sin embargo, anoche Lozoya Austin anunció a través de su cuenta de Twitter que tampoco se presentará a aclarar.

Apenas el pasado miércoles, el juzgado le había concedido la suspensión de captura, lo cual impedía que fuera detenido por las acusaciones que pesan sobre él, vinculadas con la compra de una planta de fertilizantes, que resultó ser un fraude.

Nota recomendada: SCJN niega suspender ley de salarios como lo solicitó el INE

Por otro lado, Javier Coello, abogado Lozoya Austin, aseguró que su cliente es víctima de una persecución política emprendida contra el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

Adelantó que ante este escenario, preparan un documento que se entregará en un periodo de siete a 10 días, donde demostrará cómo su cliente recibió Pemex, en qué condiciones y cómo entregó la empresa a su sucesor, y cómo ellos a su vez, se la entregaron al actual presidente Andrés Manuel López Obrador.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: