SINALOA.- Comerciantes del Mercado Gustavo Garmendia y del centro de Culiacán salieron a las calles a manifestarse debido a la difícil situación que viven en medio de la contingencia sanitaria.

Los locatarios intentaron quitar el bloqueo de vallas metálicas  del primer cuadro y posteriormente bloquearon la avenida Álvaro Obregón, para plantarse frente al Palacio Municipal y exigir que les den autorización de abrir sus negocios.

Lo que comenzó como una protesta pacífica, terminó en enfrentamiento verbal entre los inconformes y elementos de la Policía Municipal, pues exigían que abrieran las calles Ángel Flores y Miguel Hidalgo. 

Los negocios en el centro de la ciudad tienen alrededor de setenta días cerrados, lo que ha afectado severamente las ventas de quienes laboran ahí, pues han disminuido hasta en un 80 por ciento.

Al respecto, el gobernador Quirino Ordaz Coppel indicó que comprende el desespero que tienen los comerciantes por abrir, pero antes se tiene que cuidar la vida de las personas a través de un plan junto con el resto de los municipios para bajar la incidencia de contagios por coronavirus y poder cambiar el semáforo de rojo a verde. 

El mandatario preciso que muchos establecimientos no son esenciales y ante ello, se están buscando equilibrios entre la autoridad y los dueños para cuidar la salud de ellos y sus clientes.

 Admitió que Sinaloa está en semáforo rojo y se debe tener cuidado porque los contagios están ahorita en su máximo esplendor, principalmente en las seis ciudades más grandes de la entidad, y el resto se consideran en luz verde.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: