Una agente del Ministerio Público denunció con urgencia que se busquen tres carpetas de investigación que desaparecieron de la Fiscalía en Ciudad de México, relacionadas a un presunto violador serial.

Aparentemente, la documentación “sensible” fue robada de la Fiscalía de Delitos Sexuales, al revisar las cámaras encontraron que en esa zona algunas no funcionaban.

De acuerdo con reportes oficiales, los expedientes no fueron vistos desde el 15 de septiembre. Sin embargo, una semana después fue cuando se detectó el robo del primero.

La agente llamada Ana María primero buscó el expediente CI-FICUH/CUH-8/UI-1S/D/01010/10-2020, el cual nadie sabe cuándo desapareció y estaba en el lugar sin cámaras.

Después, reportó que no encontraban una carpeta que data del 2019, la denominada CI-FDS/FDS-6/UI-FDS-6-02/00202/02-2019.

Luego de notar esa carpeta que faltaba, buscaron una tercera, del 2018, que tampoco estaba, correspondía a la MH/MH-3/UI-1S/D/00123/02-2018.

La agente del Ministerio Público y su Oficial Secretaria explicaron que el archivero de carpetas lo dejaban cerrado, pero era posible de abrir porque tenía fallas en la chapa.

TAGS EN ESTA NOTA: