compartir en:

Ciudad de México.- El mismo lugar que recibió al catalán en tierras mexicanas hace 50 años, de nueva cuenta volvió a vibrar con el cantante. 

El Palacio de Bellas Artes fue recinto para que Joan Manuel Serrat, interprete catalán, cantará sus canciones más llenas de amor y de poesía.

En el mismo coloso que le dio la bienvenida en México hace 50 años, Serrat estuvo acompañado de Ricardo Miralles, quien estuvo tocando el piano y poniendo el ritmo en las tribunas del lugar.

Joan Manuel Serrat

Cuando el cantante dio paso a "Mediterráneo", nombre del disco editado en 1971, el público presente se puso de pie para aplaudir a la mejor canción de España del siglo pasado.

Otros temas que se escucharon por todo el recinto de Bellas Artes fueron: las "callejas de polvo y piedra" de "Pueblo Blanco", donde siempre es mejor llorar frente al mar; el vals del inolvidable "Tío Alberto" yendo de puerto en puerto.

Antes de finalizar su presentación, el catalán interpretó "Fiesta", pero el público ansioso por seguir gozando de la voz de Serrat hasta el amanecer pedía a gritos otra y otra.

Al sentir el entusiasmo del público mexicano, Joan Manuel no dudó en regresar al escenario para comentar de los niños, "Esos locos bajitos", que parece "que son de goma y que les bastan nuestros cuentos para dormir". Y así llegó el fin con toda la gente de pie.

 

TAGS EN ESTA NOTA: