Gretchen Whitmer, gobernadora de Michigan, declaró un estado de emergencia en el condado de Midland el martes por la noche, luego de que el aumento de las lluvias provocara la rotura de dos represas lo que obligó a miles de personas a abandonar sus hogares.

La presa de Edenville, situada en Midland, falló cerca de las 17:00 horas y la presa Sandord comenzó a desbordar a las 18:50, según los reportes iniciales.

“Se pronostica que la inundación actual será un equivalente a una inundación de 500 años”, dijo el alcalde de Midland City, Brad Kaye.

Una "inundación de 500 años" significa que hay una probabilidad del 0,002%, 1 de cada 500, de que ocurra en un año determinado, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Whitmer llamó a los residentes a evacuar el área de inmediato. “Si tiene un familiar o un ser querido que vive en otra parte del estado, vaya allí ahora. Si no lo hace, vaya a uno de los refugios que se han abierto en todo el condado".

Nota recomendada: PETA protesta y exige liberar a los animales de un videojuego​

Se estima que al menos diez mil personas fueron evacuadas y cerca de tres mil 500 casas serán afectadas; hasta el momento no se reportan heridos ni fallecidos.

Whitmer dijo que habrá máscaras para todas las personas que lleguen a refugios. "Pasar por esto en medio de una pandemia mundial es casi impensable. Pero estamos aquí y vamos a navegar juntos", señaló.

TAGS EN ESTA NOTA: