MÉXICO.- Por presentar características distintas a las ofrecidas en el contrato, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tuvo que denegar la compra de 20 ventiladores en 1.5 millones de pesos cada uno, transacción que hizo a la empresa Cyber Robotics, de León Manuel Bartlett Álvarez, señala el portal Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Y es que uno de los requisitos para la adquisición directa de estos artículos era que contaran con “pantalla táctil a color que muestra gráficas, datos numéricos, alarmas priorizadas en tiempo real y los diferentes modos ventilatorios seleccionados para un adecuado tratamiento”, pero los que se compraron no cumplían con este requerimiento, según lo dio a conocer el órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del IMSS en el estado de Hidalgo, el pasado 8 de mayo a través de una tarjeta informativa.

Nota recomendada: A pesar de que reinicien labores, la Covid-19 dejará grandes pérdidas comerciales: Aguilar

El MCCI dio a conocer que el pasado 30 de abril, el IMSS hizo un contrato por 31 millones de pesos para comprar ventiladores a la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad del hijo del director de la CFE, Manuel Bartlett. 

Cabe destacar que el precio de estos ventiladores era más alto que otros adquiridos desde que se declaró la emergencia sanitaria por Covid-19. 

El IMSS asignó este contrato el 17 de abril, fecha en la que también pagó 880 mil pesos a otro proveedor por un ventilador similar. La diferencia en el precio de ambos productos era de hasta 85 por ciento.

La polémica compra incluso provocó el inicio de una investigación por parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP) por el sobreprecio de los aparatos.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: