JALISCO.- El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez señaló que ha tenido que resistir 48 horas de todo tipo de ataques, provocaciones e intentos de desestabilizar a su estado.

“Nunca en mi vida me había sentido tan enojado y tan frustrado. Durante las últimas horas y en medio de una pandemia, todo el gobierno ha trabajado para poder resolver la crisis y el grave problema por el que estamos pasando”, destacó.

Por medio de una serie de tuits, el mandatario indicó que lo los ataques hacia su gobierno se han traducido en un ambiente que ni Guadalajara ni Jalisco merecen.

Recalcó que la instrucción que dio fue actuar con sensatez y con prudencia, sin embargo, un grupo de personas de la  Fiscalía desacató sus instrucciones y actuó de una manera irresponsable y brutal que no va a ser perdonada.

Luego del polémico caso de Giovanni, Alfaro prometió dejar caer todo el peso de la ley contra quien resulte responsable de la muerte del joven.

“Como ya lo hicimos en el caso de Ixtlahuacán y, aunque vivimos momentos turbulentos, nada justifica el uso excesivo de la fuerza. No habrá consideraciones”, aseveró.

Destacó que con el comportamiento de los policías implicados, se violentó su instrucción de no cometer excesos y actuar siempre respetando los derechos humanos.

“Es frustrante que, después de todo lo que hemos aguantado para defender Jalisco, por la irresponsabilidad de alguien tengamos que salir a corregir sus errores”, agregó.

El gobernador jalisciense informó que los presuntos responsables de las actuaciones afuera de la fiscalía están bajo custodia y tendrán que responder ante la justicia. “Caiga quien caiga”.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: