MÉXICO.- La mañana de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) logró producir el primer ventilador mecánico con tecnología mexicana.

Al iniciar su conferencia mañanera desde Palacio Nacional, el mandatario afirmó que este hecho permitirá a México ser autosuficiente en este equipo, el cual es básico y fundamental para atender la pandemia.

“Ya se logró producir un ventilador con tecnología mexicana; es un ventilador hecho en México lo que va a significar ser autosuficientes en este equipo, que es básico, fundamenta; no teníamos este equipo y gracias a la solidaridad internacional lo pudimos conseguir. Ya se tiene en México este equipo gracias al trabajo de los científicos, de los investigadores y de las empresas que se han sumado y han hecho posible que se tenga este equipo para que no falte”, destacó.

Nota recomendada: AMLO regresa a restaurante y agradece a dueño por no despedir a empleados

Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Alcocer informó sobre los dos respiradores mecánicos desarrollados en México; dijo que con estas acciones se fortalece la independencia tecnológica.

“Gracias al esfuerzo de coordinación y consenso entre en Conacyt y sus centros de investigación, junto con instancias del gobierno federal, el sector universitarios y el empresarial se han logrado construir dos tipos de ventiladores de alta especialidad, accesibles a todas y a todos, en respuesta a la necesidades más urgentes en este escenario de la pandemia”

Alcocer comentó que lo anterior se realizó reduciendo gastos y aumentando la eficiencia, y aseguró que de este modo, se fortalecerá la independencia tecnológica nacional.

Los ventiladores mecánicos invasivos fueron creados en cuatro meses, en vez de los tres a cinco años que normalmente toma un proyecto de esta envergadura.

El Ehécatl (en náhuatl, Dios del Viento) tuvo un costo de producción de 230 mil pesos por unidad y por el total de los primeros 500 ventiladores de este modelo fueron 115 millones.

En el Gätsi (suspiro, en otomí) hubo participación conjunta entre el Estado y la iniciativa privada.

Hace unos días, la directora general de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, señaló que fue desarrollado por la empresa DTM Tecnologías y puesto a disposición del Estado mexicano. El consejo lo revisó a detalle, validó e integró la red de ensamblaje y proveeduría para fabricar 500 equipos.

DVC

TAGS EN ESTA NOTA: