Este lunes se reiniciaron las operaciones en Ford, luego de ocho semanas de cierre para cumplir con las normas de confinamiento establecidas por el gobierno.

Pero la industria automotriz tuvo que detener temporalmente la producción debido a que varios de sus empleados dieran positivo a la prueba del coronavirus.

Uno de los casos tuvo lugar en la planta de montaje de vehículos de Dearborn, Michigan, en la que se produce la camioneta pick up F-150 donde un trabajador fue diagnosticado con la Covid-19.

Otros dos reportes positivos ocurrieron en la planta de montaje de los modelos Ford Explorer, Lincoln Aviator y Police Interceptor en Chicago, provocando el paro de actividades durante algunas horas.

Nota recomendada: Tiroteo en Arizona; el agresor anunció su ataque por Snapchat​

A través de un comunicado de prensa, la empresa automotriz notificó que cuando el empleado de la planta se presentó a trabajar y dio positivo, se informó de inmediato a todos los que tuvieron contacto con él, para que se autoaislaran por al menos 14 días, siguiendo el mismo protocolo para los otros casos positivos.

Es importante mencionar que el presidente Donald Trump tiene programada una visita a la planta Ford de Michigan este jueves, en la que el fabricante de automóviles ha estado produciendo respiradores en equipo con GE Healthcare.

TAGS EN ESTA NOTA: