Redacción.

Recientemente, los actores juveniles Millie Bobby Brown y Finn Wolfhard, protagonistas de la famosa serie de Netflix, Stranger Things, declararon que se han visto envueltos en situaciones incómodas y hasta aterradoras en manos de fans adultos.

Millie, que interpreta a Once en la famosa serie, ha sido objeto de críticas por su apariencia, pues muchos fans creen que busca aparentar una edad mayor a la suya, trayéndole mensajes ofensivos y que la sexualizaban, ante lo que ella se pronunció públicamente a través de su Instagram, en donde posteó una fotografía y un texto con motivo de su cumpleaños número 16.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

16 has felt like a long time coming. i feel like change needs to happen for not only this generation but the next. our world needs kindness and support in order for us children to grow and succeed. the last few years haven't been easy, I'll admit that. there are moments i get frustrated from the inaccuracy, inappropriate comments, sexualization, and unnecessary insults that ultimately have resulted in pain and insecurity for me. but not ever will i be defeated. ill continue doing what i love and spreading the message in order to make change. let's focus on what needs changing and I hope this video informs you on the things that go on behind the scenes of the headlines and flashing lights. dont worry I'll always find a way to smile ;) leggo 16 ♡.

Una publicación compartida de mills (@milliebobbybrown) el

 

En dicho mensaje, compartió abiertamente su situación después de volverse famosa, y lo que sentía ante la reacción hostil de muchos a su forma de ser; pero dejaba en claro que no pensaba cambiar y defendía su derecho a ser auténtica. Por este motivo fue invitada por Unicef para ser una Embajadora de Buena Voluntad, con el fin de crear conciencia sobre la postura de los niños y jóvenes frente al bullying.

 

Por su parte, la peor parte se la llevó Finn Wolfhard, de 17 años, quien sufrió en al menos dos ocasiones, de adultos que lo pusieron muy incómodo. La primera ocurrió mientras tenía 13 años, cuando se dirigía sólo a su casa. Minutos después se dio cuenta que unos adultos lo seguían, y cuando intentó caminar más rápido estos también se apresuraron para alcanzarlo. Cuando llegó a su puerta los sujetos se le acercaron y le pidieron una selfie, a lo que él los confrontó negándoles la fotografía y diciéndoles que no le hicieran eso a los niños. La siguiente situación fue cuando un auto persiguió implacablemente su taxi, a pesar de los esfuerzos por perderlo.

 

Por si esto fuera poco, Wolfhard declaró que en presentaciones de su grupo musical, “Calpurnia”, los fans han llegado al punto de aplastarse para llegar hasta el frente, por lo que ha tenido que parar conciertos para evitar accidentes.

TAGS EN ESTA NOTA: