Redacción.

Netflix sigue siendo aún la plataforma de streaming más exitosa del planeta, a pesar de que la pelea por la corona en el entretenimiento se encuentra bastante reñida, pues servicios como Amazon Prime tienen una oferta de contenidos originales y títulos cinematográficos muy importante. Sin embargo, desde el anuncio de su lanzamiento, Disney+ se ha visto como el contrincante perfecto para pelear por el título.

Y no es para menos, con la reciente adquisición de grandes productoras como FOX, Marvel y LucasFilm, que se traducen en miles de producciones mundialmente conocidas, unidas a las producciones animadas de recaudación millonaria propias de la casa, tiene un mundo de títulos famosos y esperados que ofrecer al mercado. Si aunamos a esto, que el precio por suscripción a la plataforma cuesta algunos dólares menos que la de Netflix, podría significar un hecho la nueva hegemonía de dicha compañía.

Pero contra todo pronóstico, Disney+ no ha logrado cubrir las grandes expectativas que se había esmerado en plantear al público, por motivos que involucran censura, falta de variedad y atrasos en sus proyectos.

El caballo de guerra de Disney+ fue la serie The Mandalorian, ambientada en hechos posteriores a los retratados en la franquicia Star Wars. La gran aceptación y cobertura mediática que recibió (un ejemplo de esto es que todo mundo quería su propio Baby Yoda) hicieron creer a muchos que la profecía se cumplía, pero después del estreno del último episodio, los usuarios han expresado que los contenidos de la plataforma parecen estar dedicados únicamente a público infantil; por lo que muchos se plantearon el cancelar su suscripción.

Respecto a las series spinn-off y películas de personajes de las grandes franquicias, anunciadas casi al mismo tiempo que el lanzamiento de la plataforma, no comenzarán a ver la luz sino hasta el otoño de este año, con los estrenos de Wanda Vision y Falcon and the Winter Soldier.

Pero la gota que ha derramado el vaso ha sido que lanzamientos esperados, como el reboot de Lizzie McGuire, protagonizado por Hilary Duff, se han visto detenidos debido a diferencias creativas entre las producciones y la empresa, debido a que los contenidos resultan inadecuados para la plataforma por abordar temas adultos. El único caso que ha sido llevado a buen puerto hasta ahora es la serie de temática gay “Love Victor”, que fue estrenada en Hulu por dicho motivo.

Aún no se tiene una fecha definitiva del lanzamiento de Disney + en México, pero se sabe que será durante este año; por lo que aún queda tiempo para que a su llegada se unan varios estrenos.

Mientras tanto, Netflix continúa siendo una opción funcional para los consumidores que buscan contenidos variados, mientras que Disney+ está dedicada al público infantil y los amantes de sus clásicos animados.

TAGS EN ESTA NOTA: