Ciudad de México.- En calles de la colonia Trabajadores del Hierro, alcaldía Azcapotzalco, fueron abandonadas 27 bolsas negras con medicamentos oncológicos, las cuales fueron llevadas a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México donde se realizan peritajes para tratar de precisar si son parte del botín robado el pasado 4 de octubre en una bodega de la empresa Novag Infancia, en la alcaldía Iztapalapa.

El hallazgo ocurrió ayer por la noche, frente al número 122 de la calle de Moldeadores en su cruce con la calle Central Sur,  luego de que testigos dieron cuenta a las autoridades de cómo, desde un vehículo, fueron arrojadas las bolsas de plástico negras.

Tras el reporte, al lugar llegaron elementos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) para hacer el resguardo del material abandonado.

Según la narración de uno de los testigos, varios hombres que viajaban a bordo de una camioneta de color blanco tiraron las bolsas, que comúnmente son utilizadas para la basura, sobre la banqueta, para posteriormente retirarse con dirección a Calzada Vallejo. Al parecerle un suceso extraño lo reportó al C-2.

Policías y personal del ERUM inspeccionaron las bolsas y en su interior encontrar cajas de fármacos con las leyendas “Fluourouracilo” y “Ciclofosfamida”que se utilizan para tratamiento de personas con cáncer, además tenían la advertencia “Propiedad del Sector Salud Prohibida su Venta”.

Dichos medicamentos son del mismo componente químico de las que fueron hurtadas en el almacén de Novag Infancia.

TAGS EN ESTA NOTA: