Redacción

Desde el pasado fin de semana, durante su primer (y tal vez único) mitin político en busca de la presidencia de su país, Kanye West ha hecho polémicas declaraciones acerca de su relación con la modelo y empresaria Kim Kardashian, mismas que han puesto al descubierto que no se encuentran viviendo juntos y piensan separarse.

 

El propio Kanye West declaró a través de un tweet borrado el pasado martes, que ha intentado abandonar su matrimonio con Kardashian desde 2018, año en que ella se reunió con el rapero Meek Mill en un hotel para hablar sobre una reforma legal al sistema penal estadounidense.

 

Según se sabe, Kim sí se reunió con él mencionado el año pasado, en compañía de la filántropa Clara Wu Tsai para conversar sobre el fin que West mencionó, ya que esta se encuentra muy involucrada con esta causa, logrando incluso que el actual presidente estadounidense indultara a una presa. Además de lo anterior, las actividades benéficas de la socialité los han hecho coincidir en diversas ocasiones. 

Después de la polémica, el propio Mill publicó en twitter la frase “Esa mierda es mentira, vamos...”, aparentemente desmintiendo los señalamientos.

 

Pero parece que esta no es la única acusación de infidelidad que West hizo sobre su aún esposa, ya que mencionó en al menos dos tweets a al cantante y productor musical Drake, aparentemente haciendo alusión a un incidente de *, cuando se rumoró que este mencionaba a Kim en la canción “In My Feelings”, llamándola “Kiki”, el sobrenombre que le dice su familia. Además de diversos medios estadounidenses, Kim declaró en su cuenta de Twitter que aquella relación nunca existió.

 

 

Según indicó la revista People, la pareja, estaría en pláticas amistosas “desde hace semanas” para terminar su relación los mejores términos, buscando que el ambiente fuera idóneo para criar sus cuatro hijos.

“Ha habido suficiente comunicación, tanto en los últimos días como en las semanas anteriores, para establecer que ambas partes sienten que el matrimonio ha terminado”, citó la publicación a una supuesta fuente cercana a la familia.

 

Por ahora los aún esposos se encuentran separados, Kanye está en una propiedad ubicada en Wyoming, donde se le ha visto acudiendo al centro comercial en compañía de amigos, mientras que Kim se encuentra en Los Angeles, y ya retomó las grabaciones de su serie de televisión, misma que no abordaría los problemas maritales que enfrenta, a fin de mantener a sus hijos fuera de la polémica.

 

Con información de dailymail.co.uk, eonline.com y laprensa.hn

 

MFD.

 

TAGS EN ESTA NOTA: