compartir en:

Ciudad de México.- El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño, afirmó que en México los beneficios potenciales de la educación superior aún son limitados y frustrantes para egresados y empleadores, de ahí la necesidad de que las carreras respondan a los requerimientos futuros del mercado laboral.

En ese contexto, resaltó que las instituciones de educación superior enfrentan retos como evitar la desigualdad y la violencia, ampliar su matrícula sin descuidar el egreso de estudiantes, y que éstos se vinculen mejor con el mercado de trabajo.

Agregó que uno de cada dos egresados labora en un empleo que no requiere educación superior, y más de uno de cada cuatro se encuentra en la economía informal, aunado a que más de la mitad de las empresas reportan dificultades para cubrir sus vacantes.

Con base a informes de la OCDE, presentados en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Gurría Treviño dijo que “en nuestro país los beneficios potenciales de la educación superior todavía son limitados. Sigue habiendo un grado importante de frustración tanto de los egresados como de los empleadores”.

Igualmente, recalcó la necesidad de que la educación superior responda a los requerimientos futuros del mercado laboral, pues las nuevas tecnologías están modificando los empleos.

“Para equipar a los jóvenes con esas habilidades, se recomienda una alineación del sistema de educación superior con el mercado laboral, pues la elección de carrera muchas veces no se vincula a la demanda actual o futura”, resaltó.

Nota recomendada: Mentira que México esté en acercamientos con Irán: Ebrard

Explicó que las universidades públicas estatales (donde se instruye más de una cuarta parte del total de estudiantes) tienen hoy más del 80 por ciento de sus alumnos de licenciatura matriculados en programas cuya calidad ha sido reconocida externamente.

Con información de Notimex

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: