compartir en:

Si estás buscando negocios para ganar dinero extra, Internet es el recurso más valioso de todos. Internet ofrece cientos de posibilidades para brindar servicios y productos sin siquiera moverte de tu casa y con una baja inversión inicial. Los blogs y las redes sociales son buenas herramientas para difundir tu nuevo negocio y, por lo tanto, evitan invertir en publicidad. Tener muchos seguidores que compartan tus publicaciones te ayudará a conseguir nuevos clientes. En un mercado tan demandado como lo es el comercio electrónico, la creatividad será la clave del éxito. Destacarte frente al resto te dará mejores oportunidades y hará que tu negocio sea rentable. Descubre cómo hacer negocios por Internet para obtener dinero adicional.

Marketing de afiliados

El marketing de afiliados o afiliación es un modelo de negocios que, en la actualidad, ha logrado un desarrollo óptimo. Esta rama de la mercadotecnia tiene como principal objetivo obtener resultados e implica promocionar el producto de otra persona para conseguir ventas y cobrar una comisión por cada artículo vendido. Es decir, si tienes un blog o una página en una red social, puedes difundir los artículos que elijas ya sea escribiendo una entrada sobre ellos o creando un video que lo promocione. Para ello debes inscribirte en un programa de afiliación, como el de Amazon, ya que necesitarás un enlace de afiliado para obtener las ganancias. La idea es lograr que el usuario se vea atraído a consumir el producto que promociones y, si logras que realice una compra a través de tu enlace, el proveedor te dará una comisión.

La principal ventaja del marketing de afiliados es que se trata de un modelo de negocios en el que todos se benefician: el consumidor recibe un producto de calidad, el proveedor realiza una venta y tú obtienes una comisión. Por otro lado, no requiere mucho tiempo ya que no debes preocuparte por desarrollar un proyecto de cero; solamente deberás escribir un artículo o grabar un video y publicarlo en tu blog o página. Tampoco deberás encargarte de la logística ni de ofrecer atención al cliente. En lo único que tendrás que invertir para que funcione es en el tráfico a tu sitio web. Debes asegurarte de tener seguidores que se interesen por tus publicaciones ya que sin ellos no conseguirás ninguna venta. Si dedicas tiempo suficiente a aumentar tu flujo de visitas, podrías obtener resultados muy exitosos.

Dropshipping

El dropshipping permite crear una tienda online sin tener que preocuparte por el inventario y la logística. Básicamente, comercializas los productos de un proveedor en tu propia tienda virtual y generas ganancias a través de las ventas que realices. Cuando se realiza una venta, el producto se compra a un tercero que se encarga de realizar el envío correspondiente desde su propio depósito. Es decir que tu tienda virtual es un intermediario entre el cliente y el distribuidor. Esto es beneficioso para las tres partes ya que el cliente obtiene lo que necesita, el distribuidor realiza una venta y tú cobras una comisión. La principal diferencia entre este modelo y un negocio tradicional es que la tienda virtual no tiene un inventario propio y, por lo tanto, siempre que el depósito cuente con stock disponible, se podrá publicar el producto y venderlo fácilmente. La dificultad de este modelo radica en crear una tienda que sea lo suficientemente creativa como para hacer que los usuarios compren allí y generar un flujo de visitas considerable.

La principal ventaja del dropshipping es que requiere una menor inversión inicial que una tienda tradicional. Esto se debe a que se eliminan los costos de alquiler de oficinas y depósitos y de los artículos que quieras tener a la venta; tan solo se requiere tener un acuerdo con un proveedor para comenzar a comercializar sus productos. Por otra parte, administrar un negocio virtual es mucho más fácil que abrir una tienda física y puede servir como primer paso para vendedores inexpertos. Al no lidiar con productos físicos, la administración requiere únicamente mantener el sitio web y atraer a potenciales clientes. Además, se reducen los gastos fijos asociados a la operación de una tienda tradicional. Lo único imprescindible para comenzar a operar es un dispositivo con conexión a Internet. Asimismo, el dropshipping permite ofrecer una amplia variedad de productos y lidiar con pedidos grandes sin inconvenientes.

Las innovaciones tecnológicas y, principalmente Internet, le dan al mundo de los negocios nuevas oportunidades para desarrollar negocios que den dinero adicional. Elegir modelos de negocios como el marketing de afiliados y el dropshipping para comenzar un nuevo proyecto puede ser muy rentable ya que no requieren mucha inversión y son capaces de generar grandes ganancias. Lo principal para que funcionen es conseguir visitas, ya sea a un blog o a una tienda virtual, y en este sentido, la creatividad es clave.

TAGS EN ESTA NOTA: