compartir en:

Ciudad de México.- De acuerdo con la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), la actividad económica del país muestra una desaceleración mayor a la anticipada, con señales alarmantes de debilidad en el segundo trimestre.

En la minuta sobre la política monetaria, el organismo detalló que el Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo un 0.2 por ciento durante el primer trimestre, poniendo en aprietos al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha prometido una expansión anual de hasta 4 por ciento hacia el fin de su mandato.

“La mayoría señaló que el balance de riesgos para el crecimiento ha ampliado su sesgo a la baja, como resultado de factores externos e internos, y algunos mencionaron que se ha tornado más incierto”, apuntó el texto del Banxico.

Entre los riesgos para el crecimiento económico, el documento precisó que existe la posibilidad de que se presenten dificultades en Estados Unidos para que sea ratificado el T-MEC, así como por las nuevas amenazas arancelarias al acero.

Nota recomendada: Financial Times dice a AMLO que deje de confiar en 'sus propios datos'; él pide que se disculpen

Los integrantes de evaluar el entorno económico del país, consideraron que es necesario atender el deterioro de la calificación crediticia soberana y de Pemex. Asimismo, dijeron que es de suma importancia evitar un perjuicio adicional para la nota de la deuda de la petrolera estatal, luego de que Fitch redujo su calificación en junio.

La inflación general se desaceleró en junio y volvió a ubicarse por debajo del 4 por ciento por primera vez desde febrero pasado, cuando fue la menor en más de dos años.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: