Culiacán.- Terminó la ley seca en Sinaloa. Desde ayer el gobernador el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, anunció que a partir de este martes las bebidas embriagantes volverían a estar a la venta, pero con un llamado a la población de “que se porten bien” para no tener que tomar medidas más estrictas por la emergencia sanitaria a causa del Covid-19.

Tras el aval de las autoridades, en el municipio de Culiacán abrieron los expendios de cerveza y con ello decenas de consumidores, desde temprana hora, acudieron abastecerse de lo que para ellos podría ser un “vital líquido”.

Pero algunos hicieron caso omiso de las recomendaciones del mandatario sinaloense y no respetaron la sana distancia para evitar contagios, lo que llevó a las autoridades sanitarias estatales a clausurar, hasta la tarde de este martes, tres establecimientos.

A través de videos difundidos en las redes sociales, se aprecia como en algunos de estos negocios se registró aglomeración de personas, si bien portando cubrebocas, pero sin guardar distanciamiento recomendado por el sector Salud.

En otras imágenes dadas a conocer por la agencia Cuartoscuro, se observan las filas de “culichis” en busca de varios six o cartones de “chelas”.

En Cuatzacoalcos retan al peligro

Coatzacoalcos, el segundo municipio con más casos positivos por coronavirus en el estado de Veracruz -285 confirmados- se convirtió a la vez en el edén de quienes gustan de la cerveza y, al igual que en Culiacán, sin tomar las medidas necesarias para evitar contagios.

Los mismos habitantes fueron corriendo la voz de las tiendas donde “ya había llegado” la dotación correspondiente de bebidas embriagantes y rápidamente se dieron cita para llevarse lo más que pudieron este martes.

Así lo demuestran las fotos y videos difundidos en las redes sociales.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: