compartir en:

Anteriormente viajar a la Antártida significaba dar un recorrido por uno de los rincones más fríos del mundo, donde se necesitaba grandes chamarras, guantes y gruesas botas, sin embargo, gracias al calentamiento global esto ya no es así, pues ahora pasear por el gigante de hielo, es como caminar una tarde cualquiera por la Ciudad de México.

La Antártida ha superado por primera vez desde que hay registros, los 20 grados centígrados de temperatura, lo que activó todas las alarmas en el mayor depósito de hielo del mundo. 

El efecto del cambio climático ha comenzado a causar estragos en el continente de hielo, pues este jueves, registró un nuevo récord de temperatura, ya que superó la barrera de los 20 grados centígrados (fue de 20,75°) en su historia, según informó a AFP el científico brasileño Carlos Schaefer.

La Organización Meteorológica Mundial aún tiene que contrastar las mediciones, pero lo que se considera comprobado ya es que el continente helado se calienta a un ritmo superior al resto del planeta.

De acuerdo con e organismo, la península y sus islas más cercanas se han calentado casi 3 grados desde la era preindustrial, lo que supone una de las tasas más rápidas del planeta. Para lo científicos, el nuevo récord es "increíble y anormal".

"Hay una clara tendencia al calentamiento en los sitios que monitoreamos, pero nunca hemos visto algo así", admite Carlos Schaefer, miembro de Terrantar, un proyecto del gobierno brasileño que analiza el impacto del cambio climático.

Este descubrimiento se realiza a pocos días después de que la base de investigación "Esperanza" de Argentina detectó un récord de 18.3 grados centígrados en la Antártida continental, superando el anterior, de 17,5 grados, que tuvo lugar el 24 de marzo de 2015.

El pasado 11 de febrero, el glaciar Pine Island desprendió un gran iceberg con más de 300 kilómetros cuadrados, el equivalente a Malta un archipiélago del Mediterránero, informó la Agencia Espacial Europea (ESA).

Detalló que el año pasado, las imágenes satelitales que recoge el Copernicus Sentinel-1, localizaron dos grandes grietas en el glaciar, por esta razón los científicos estuvieron monitoreando el crecimiento de estas fisuras desde febrero de 2019 hasta febrero de 2020.

Explicó que “los glaciares Pine Island y el Thwaites conocido como “Glaciar Doomsday” conectan el centro de la capa de hielo antártica occidental con el océano y son responsables de descargar hielo en el mar”.

Agregó que ambos glaciares han perdido hielo en los últimos 25 años, con 58 mil millones de toneladas de hielo al año, contribuye al aumento del nivel del mar.

Los modelos climáticos predicen que la capa de hielo seguirá disminuyendo según aumenta la emisión de gases de efecto invernadero (causantes de la emergencia climática) y la Antártida perderá un tercio de su superficie helada total a finales de este siglo.

DCVC

 

TAGS EN ESTA NOTA: