La pandemia del Covid-19 no solamente desató un incremento en el número de muertes a nivel mundial, también implicará que alrededor de 60 millones de personas en todo el mundo caigan en la pobreza extrema, así o indicó David Malpass, presidente de Banco Mundial.

La directiva advirtió que el nuevo coronavirus “borra todo el progreso logrado en el alivio de la pobreza en los últimos tres años”.

“Los impactos en la salud y la economía que la pandemia y el cierre de Covid-19 han causado en los países en desarrollo son graves. Y nuestras previsiones indican una profunda recesión este año tanto como una recesión de menos cinco por ciento para la economía global”, informó Malpass.

Ante la preocupante situación, el Banco Mundial se ha fijado el objetivo de impulsar el crecimiento con financiamiento rápido y flexible, que permita hacerle frente a la crisis que se aproxima, así como recursos para que los más necesitados y vulnerables tengan apoyo.

Nota recomendada: ¿Se pude parar al Covid-19 sin vacuna? Científicos chinos creen que sí

Un informe del Banco Mundial señala que, desde el mes de marzo hasta mediados de mayo, 100 países en desarrollo (lo que representa un 70% de la población global) han recibido un financiamiento de emergencia como parte de las acciones del BM para reforzar los sistemas de salud y así mantener el sector privado.

Hasta 160 mil millones de dólares en subvenciones y apoyo financiero, es lo que el Grupo Banco Mundial prestará en un lapso de 15 meses para apoyar a países en desarrollo en el combate de la Covid-19 y su impacto.

TAGS EN ESTA NOTA: